miércoles, 15 de marzo de 2017

Cabecita loca...

Desde que tengo uso de razón cuando me duele la cabeza (y necesito aislarme y relajarme) o cuando me despierto a medianoche, no consigo dormirme (y necesito aislarme y relajarme), me voy "mentalmente" a una cancha de baloncesto, me imagino, proyecto botando un balón o en ese momento de concentración, silencio y paz previo a lanzar un tiro libre...

suele funcionar...

consigo dormirme (naturalmente)

consigo que la cabeza me duela un poco menos (naturalmente), me duermo y al día siguiente... nueva!

años de experiencia....

no sé cómo empecé a hacerlo...

solo sé que funciona...

hace años (a estas alturas ya de todo hace un montón de años, qué barbaridad), leí que los psicologos lo recomiendan como técnica de algo...

hay gente que "se  va" a la playa o a algún momento especialmente feliz...

yo lo he hecho siempre naturalmente incluso antes de leerlo (si es que...)

desde hace cuatro días... esa imagen (que me ha acompañado naturalmente desde hace siglos) ha sido sustituida  naturalmente por una escena... en la que aparecen dos personas en la terraza de un ático..

ya decía mi madre.... "metéselle na cabeza e ten que ser"

las madres nos conocen y no suelen equivocarse...

se me ha metido en la cabeza y tiene que ser...

nunca se me había metido en la cabeza algo tanto como para suprimir/sustituir naturalmente mi momento basket...

qué cosas!

pd. la verdad es que he salido ganando con el cambio. Las cosas como son. Ya no tengo edad para el momento basket, para lo otro? Uhmmm.... veremos! De momento, me gusta que esta cabecita loca haya decidido proyectarse "naturalmente" en ese futuro mejor que está por llegar (quizá)...

hay momentos que lo cambian todo.... me encantan esos momentos, son los que hacen que todo lo demás tenga (cierto) sentido (supongo)... son los momentos por los que merece la pena sobrevivir a los días (normales) en los que parece que nada pasa ni pasara nunca ... hasta que de repente... bingo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada