lunes, 8 de julio de 2019

No hubiera costado nada, señores dioses...

Una compi de curro se ha roto un brazo...

Me escribió para contármelo...

Y me ha ido actualizando la situación...

Yo, como en casi todas estas cosas sociales, soy súper mala...

Nunca he conseguido recordar las frases tipo...

Pero he ido saliendo de la situación...

Más dándole un reporte sobre la tranquilidad de su proyecto y su jefe...

Como una infiltrada que la tranquiliza pasando info... tú, tranki que está todo tranki ...

Hoy, al final, hemos quedado para tomar algo ...

Mi curro es especial, con lo del horario flexible nadie come o toma nada con nadie. No coincidimos ni a la entrada ni a la salida. Te compones las horas Para hacerla encajar con tu vida y pista.

Quedar fuera no es habitual ni siquiera entre gente que lleva respirando el mismo aire 10 años...

Lo noté el primer día. Había un cumple. El ambiente educado se notaba en la sala... 15 personas sin nada que decirse.

Flipe...

Yo estaba recién llegada de la acera de enfrente. Me habían trasladado a esa oficina sin putas ganas de confraternizar, ni conocer gente nueva...

A los diez minutos ya supe que mira... ellos tampoco...

Mejor!

Solo ella (que es 2 del eneagrama) se sintió irremediablemente forzada a hacerme sentir bien recibida. No puede evitarlo. La reconocí... ay, pobre , es 2... en las antípodas de mi 5... y estamos obligadas a convivir...

Chungo!

Me esforcé por ser educada. Por darle charleta. Por declararle y exagerar alguna de mis limitaciones sociables...

Le envié el libro del eneagrama... y le dije que ella era 2...

Por si podía darse cuenta de que ... yo lo sabía... su extrema necesidad... y mi absoluta incapacidad...

2 y 5 son absolutamente incompatibles en la vida...

Pero ha insistido... y yo me he dejado ir...

Es trabajo...

He puesto límites... excusándome en mi incapacidad claro.

No hay cosa que más guste a un 2 que eso... la incapacidad ajena...

En fin... llego otra compañera nueva...

Y las tres nos montamos ciertas charletas a primera hora...

No cambiarán mi vida...

Hoy que me ha pedido de salir (en agradecimiento por la info que le paso), supongo...

Me reitero... en algo que le dije a mi Coach y que digo a todo el que se me cruza...

A ver... es que con la cantidad de gente que yo he conocido...

En la vida normal...

No podría haberme cruzado a una buena moza que me encajara para lo mío de forma natural...

Sin más...

Sin wapas, sin Fulanitas, sin blogs (incluso), sin grupos de lesbianas...

Sin todo eso que odio... y me parece lo más anti romántico... o anti fluido... incómodo...

No hubiera costado nada que en lugar de ponerme a una casada con dos hijos (del barrio de Salamanca y con marido directivo, sí, que la Cabra tira al monte), me hubieran puesto a “la mía”...

No, señores dioses, no hubiera costado nada.

A qué no?

Pues eso!

Pd: mañana como con mi Coach... tampco hubiera costado nada que en lugar de una hetero casada y etc... me hubieran puesto a “la mía”....

Que será por opciones... pero nada... nunca en mi vida real me he cruzado con una lesbiana. Cosa que en madrid debe ser un récord mundial . Pero nada, oiga... 6 trabajos y decenas de cursos y actividades y nada.

miércoles, 3 de julio de 2019

Esta vez también (y tampoco...)

Ayer me escribió Maria...

No le conteste...

Hoy me he forzado...

No Cuesta nada algo de cordialidad. Sin más.

Me dice que va al pregón por si me apetece...

Intercámbianos algún whatsapp que acaban con un intercambio de jajaja...

No hemos quedado (en firme) ni hemos dejado de quedar.

(No sé quedar)

En realidad no sé si quiero. Supongo que no quiero quedar.

Si dudas es que la respuesta es que no. Son las reglas.

Esta vez también, esta tampoco...

Ha sido como siempre, en realidad.

Eso es lo que tengo que cambiar...

Si me pasa lo mismo con todas... será que la “culpa” la tengo yo. Hay algo que hago o que no hago. Esta claro.

El coaching de momento no me ha ayudado a saber qué es o a cambiar(Me)lo por arte de magia sin saber que es.

Hasta que lo sepa, hasta que lo descubra es absurdo... ningún plan de acción. Será siempre igual, una y otra vez.

Algo hemos avanzado...

Al menos lo he aceptado. Sin más.

Lo he visto.

Lo he descontado...

Bueno, pues nada. Esta vez tampoco y también.

Hace un par de meses que no nos vemos. No pasó nada. Lo típico. Una noche de fiesta en el Fulanita. Un par de findes en los que no cuadramos. Un intercambio de whatsapp que se fue distanciando en el tiempo...

Algún enlace. No atendido.

Dejar de hablar (naturalmente)

Recibir un noticia esperada y esperable: estoy tonteando con alguien.

Archivar su chat ... para no recordarla al abrir whatsapp...

Olvidarla...

Y recibir un mensaje cuando ya no lo esperaba...

Estás de vacaciones?

No contestar...

Para qué?

Esa historia ya tuvo su no-principio, su no desarrollo y su fin.

Como todas.

Cumplió su función (esa frase tan mia que ella utilizó un día con el mismo sentido irónico y distante que yo he utilizado tantas veces con tantas otras y que me hizo pensar que tal vez era la contraseña y que nos habíamos encontrado).

Hoy, caminaba al trabajo pensando en si contestar...

Pensaba en cómo contárselo a mi Coach... en la comida de cierre de proceso que tenemos programada para la
Semana que viene...

No era tan guapa como para aguantarle esas tonterías, pensaba decirle...

Ahora tendré que decirle...

Le contesté pero al final no quedé...

Creo...


miércoles, 19 de junio de 2019

Qué cosas!

Alguien escribe en el español, esto...

“Por eso decir “te quiero” tal vez no sirva; por eso quizá no sirva decir “quédate a dormir una semana”. Tú me contaste que andas preguntándote si estás enamorada de tu mejor amiga, que tiene pareja desde hace dos años. Dices que no sientes ganas de besarla ni experimentas celos. No vives esto con ninguna urgencia, no tienes miedo. Te gusta más, dices, cuando vuelves a tu casa y piensas en ella que cuando la tienes enfrente. Te gusta más cuando no está, subrayas, mira qué retorcida eres, reina mía, y qué exquisita.

Llevas algo dentro que te aterra porque no sabes ponerle nombre. Porque no encaja en los patrones tradicionales de “amiga” o de “amor” -ni de "colega", "compañera" ni "amante"-, porque parece que en esta vida no se puede ser nada más que eso, porque no hay ninguna palabra precisa para vosotras. Porque no se parece en nada a lo que amasan esas parejas que entornan las persianas y se desnudan, que se besan y follan y se tocan los lóbulos y se respiran monótonamente en la cara al dormir, esas parejas con sus pactos y sus renuncias y sus deseos secretos que se sonríen desde el otro lado de la sala y hacen la compra y charlan en los restaurantes. Porque lo que tú sientes es más contradictorio, C., y más complejo, y más desolado.

Sé que todo ese análisis quirúrgico de tus sensaciones te tiene confundida: ¿es que la amas realmente? ¿Cómo sabe uno que ama; de qué forma; bajo qué consignas? Sin duda, el mundo te parecería un lugar mucho más sórdido, mucho más aburrido si ella no existiera, ¿pero es bastante? Tendrás que hacerme caso cuando te digo que esta problemática del lenguaje ya le preocupó a Borges, pero espero que te importe porque también me preocupa a mí: ¿por qué este idioma tan rico se vuelve tan pobre a la hora de definir los tipos de relaciones?

Dice Sonia que el castellano se queda tiritando a la hora de nominar los sentimientos más fuertes, como el de la madre que pierde a su hijo. Yo le dije que igual esa orfandad antinatura no tiene nombre porque contradice las leyes de lo esperable, de lo tradicional, del curso cronológico de las cosas. Quizá es eso también lo que te pasa a ti con ella: quizá os habéis encontrado en mitad del tiempo en este lugar extraño y os queréis tan nuevo, tan raro, tan cómplice, que no existe ningún concepto justo para cercar eso. Quizá, en el fondo, no sirva en absoluto nombrar nada. Quizá sea infértil decir “te espero”, o “la rehabilitación es de desertores”, o "te entiendo", o “¿no es de puta madre la vida conmigo?”. Quizá simplemente haya que callarse y vivirla, para que el mundo no se convierta en una conversación a través de una verja con el farmacéutico de guardia.

Y la entiendo y me entiende. Todo ya le ha pasado a alguien antes o le está pasando ahora. Por raro, por especial que creamos que es lo que nos pasa.

En mi caso, ella lo sabe. Se lo dije. No pude evitarlo. No quise. Me parecía normal. Natural...

Decirlo no cambió nada. Absolutamente nada.

Será que las cosas son como tenían que ser y por eso lo resisten todo.

Quién sabe?

Lo comenté con mi Coach en la primera sesión. Era el punto de partida.

En la penúltima sesión , al despedirnos, cuando no sabíamos que sería la penúltima, le dije...

Necesito que tenga sentido... todo este tiempo , todas estas cosas, necesito que me lleven a algún sitio. No podré cerrarlo hasta entonces. Tengo que darle sentido. Tener la sensación de que valió la pena porque otra cosa a mi vida.

De momento , no tengo esa sensación...

Alguna vez la he tenido, lo he cerrado y al darme cuenta de que lo nuevo no era nada importante he vuelto al punto de partida...

Es como un rio que tiene que desembocar en el mar... tarde o temprano...

A veces me agoto, a veces dudo, a veces se me olvida...

Y si me equivoco? Y si no tiene sentido? Y si me engaño? Y si me estoy aferrando a algo que debo dejar ir hace un montón de años?

Y leo y me tropiezo por ahí... con alguna frase y me convenzo...

Y la fuerza centrífuga o centripeta me lleva al mismo (puto) lugar...

Al mismo convencimiento...

Tiene que tener algún sentido. Tiene que llevarme a algún sitio...

Y si... lo que no sabemos nombrar es solo la fuerza del destino, del universo, la Magia que nos obliga a estar, a permanecer en el lugar correcto, en el momento correcto... es un hito... un checkpoint en el que debemos esperar sabe Dios qué y a quién..

Algún día lo sabremos?

Me visualizo a mi misma en ese futuro pensando... sintiendo...

Siiiii, siempre lo supe...

Diciéndole a alguien algo así como llevo un montón de años aquí, esperándote... qué hacías? En cuantos momentos estuvimos a punto de tropezarnos pero al final no...

También me visualizo pensando... sintiendo..

Joder, me equivoqué, mierda!

Ambas imágenes son igualmente nítidas. No podría adivinar cuál es la buena, la que vaya a suceder. Ambas están descontadas...

Creo.

sábado, 15 de junio de 2019

Gentleman jack (II)

A veces, muy pocas, una se tropieza con algo y/o alguien ...

En quién sentirse reflejada/acompañada/inspirada...

Como un mensaje en una botella desde el otro lado del universo espacio-temporal...

Nosotras...

Ahí está casi todo...

Las que desde niñas fuimos diferente, jugamos al fútbol y aquellas cosas de niños...

Las que no lo sabíamos... o nos lo ocultamos

Las que siempre fuimos así y nunca pudimos ser de otra mabera porque para nosotras lo normal era nuestra normalidad.

Las que escuchamos los murmullos y sentimos las preocupaciones, quizá la vergüenza, de quién debió querernos ...

Acabamos por acostumbrarnos a esa mirada inicial, y todas las siguientes... en cada nuevo ambiente que pisamos. Y pisamos muchos, cuál patito feo buscando reconocerse algún día en algún cisne...

Las que quizá desarrollamos esa personalidad pelín soberbia , pelín analítica, pelín distante, pelín tóxica...

Descubrimos, quizá, que desde arriba no dolía o no les importaba tanto...

Mecanismos de compensación, quizá...

Las que comprobamos sí en qué ambientes éramos menos dañadas...

Ambientes más educados, más refinados, más intelectuales quizá...

Quizá sí ahí esté todo años después, siglos antes...

El ansía (quizá esa no sea la palabra) por encontrar a alguien, una sola persona sería suficiente, con quién ser...compartir, quién sabe qué o como... o para qué...nuestra normalidad... sin más.

Los sucesivos “fracasos” al bajar la guardia, al poner nuestra vida en manos de alguien, porque siempre es un casi...un hasta aquí, siempre hay una mejor opción , absurdamente, karmicamente...

Sigue sucediendo, dice...

Esta vez no, por favor, suplica...

Pero será esta vez también...

Y sigue caminando, huyendo, intentando hacer su vida, pasar de pantalla, la siguiente será la buena, no me importa en realidad, en realidad no me gustaba, no era suficiente, a donde iba yo... sigue caminando, mirada al frente... tratando de hacer lo correcto, siempre.

La única compañía de un diario ... y la lealtad irrenunciable a sí misma... a su historia...

No traicionarnos es nuestra única salvación ...

Al menos poder convivir con nosotras mismas... en un espacio libre de traiciones...

Dónde ser, entender, racionalizar, distanciarse...justificarse, emplear todos y cada uno de los verbos... aunque sea en esa soledad... que queremos creer transitoria... y por tanto, sobrellevable.

Resolver cuestiones de la vida diaria con esa seguridad, mantener el control ahí... demostrar la valía, justificar todo lo demás...

Conseguir o perseguir la admiración en un terreno...

Como compensación...

Buscar sí, esa aprobación... ese margen de seguridad...

Todo está ahí...

Qué cosas!

La serie acaba cuando la prota tiene 43 años..

Mi edad actual...

Nos conocemos a la misma edad, suya y mia...

Que cosas! Que jugadas del destino!

En ese capítulo ella se casa. Finalmente lo consigue... la primera persona ante la que descubre su realidad... y a pesar de ello o precisamente por ello ... se queda.

La wikipedia dice que la historia sólo durará 6 años más.

Palma a los 49...

Muy típica de nosotras...

No he podido evitar sonreír a los dioses...cabrones!

Al descubrirlo...

Si, la felicidad eterna tenía fecha de caducidad ( y realmente corta)

No podía haber sido de otra manera... en realidad!

jueves, 13 de junio de 2019

Gentleman jack...

Había conseguido escapar de la fiebre netflix...

No he visto ninguna de las series imprescindibles de los últimos tiempos...

Pero... por mi TL se había asomado demasiadas veces ese hashtag ...

Gentleman jack!

Me interesó...

Vaya usted a saber por qué...

Me interesó lo suficiente como para poner en orden esas diferentes suscripciones gratuitas que he ido acumulando a fuerza de vivir...

Me descargué la app de HBO...

Y ... ahí estaba (está)

Ayer vi el primer capítulo a las diez de la noche...

Entendí que era un placer que debía dosificar...

He visto el Segundo a las 4 de la mañana...

Quiero irme a casa a meterme en vena los 6 capítulos restantes...

Qué cosas pasan aun a esta a mi edad!!!

Os la recomiendo!

(Que todo tiene una que explicarlo)

sábado, 1 de junio de 2019

Mi nuevo mantra...

Esta semana he estado en un curso pagado por ma empresa...

Gestión del tiempo, decían../

Allí me he tropezado con mi nuevo mantra...

“Pérdida de tiempo es todo aquello que no te acerca a tus objetivos”

Algo tan evidente, tan banal,

Pues mira... resonó en mi interior como muy pocas cosas ya...

Aunque claro, el tema fundamental es tener claro tus objetivos, tus estrategias, tus capacidades, valores y todo lo demás...

No es fácil, claro.

Vivimos (vivo) en un mundo de incertidumbre.

Lo que hoy era un objetivo deseable...

Mañana puede dejar de serlo...

Lo será, de hecho.

Saberlo (y aceptarlo y perdonarme y disculparme y compadecerme por ello) me ayuda.

Me relaja.

Me equilibra...

Si

sábado, 25 de mayo de 2019

No sé si me lee...

De todas formas da igual, no creo que le importe . De hecho creo que la tranquilizará...

Me escribe alguien a quien conocí a través de este blog, ella se vino a madrid en parte por este blog. Me escribió me pregunto y le conté. Se vino, quedamos, compartimos piso, dejamos de compartirlo... y la vida fue sucediéndose...

Ella ya casada (con una mujer) y con niño...

Yo... en esta postadolecencia o adolescencia de la vejez...

Me pregunta qué tal. Hablamos como otras veces. Sin más.

Le digo que me alegro de lo suyo.

Me dice que sin estar casada y sin niño tb se puede ser feliz...

Sobreentiendo que es un momento incómodo (para ella)

Para mí... no...

Lo sé... le digo...

Y me sorprendo como tantas veces (demasiadas) últimamente...

Pensando que menos mal... que la vida no me puso en bandeja cometer un error. Hacer ese tipo de cosas irreversibles...que te cambian la vida para siempre...

Mientras habalaba con ella e intentaba salir del momento embarazoso de forma educada ...

Pensaba en quizá decirle...bueno, ya sabes, estamos en la edad en la parejas con hijos se separan. No debe molar tanto . Opte por callarme. No me pareció educado. Ni necesario. Preferí dejarla que se apiadara de mi y mis circunstancias.

Escribo este post porque es algo en lo que pienso... mucho, últimamente...

Ese cambio que yo me veo. Que siento. Que noto. Que pienso...

Quizá sea porque he vuelto a la City bastante y veo a mis coetáneas casadas con hijos, con vidas normales no excesivamente felices, quizá más en un túnel sin salida en el que no dudo que a veces brilla el
Sol.

O que mi actual compañera de correrías salió de ahí... no hace mucho. De una relación estable con hijo a cargo.

O que veo a mi madre aterrada porque sus hijos podrían decidir su vida por ella.

No es dueña de su vida ni de casi nada. A estas alturas de la vida.

Mi hermana tampoco lo es.

No me parece envidiable.

Ya ves...

Y si encima se hacen mayores y ya tienen su vida. Ni te cuento. No podría soportarlo. Vivir sabiéndolo. Ahora que lo sé. Que lo vivo y lo veo.

Quizá mejor no tenerlos... aunque dicen que compensa... no sé cómo... te dejas tantas cosas ... tantas opciones que ni siquiera sabes que existen...

Madre mía! Es que ni de coña...

Nunca me he visto yo menos por la labor...

Quiza hace unos años... como aquella experiencia que no te puedes perder...

La ignorancia...a medida que vives... uf, pues mira que no...

Ahora miro... y... no me podría apetecer menos...

Menos mal que no se dio el caso. Me hubiera encontrado ahora con un par de crios sin saber que hacer con ellos...

Hubiera sido uno de esos padres que ni pasan la pensión?

Me temo que sí.

Los dioses saben lo que hacen...

Ahora me han vuelto las ganas de conocer gente.../

Es lo que tiene...


Basta que una vez vaya bien para que te enganches...a ver escaparates de nuevo, a comprobar cómo está ella mercado en estos cuarenta y tantos en los que todo parece fluir más y mejor...

Todas vamos llegando a donde debíamos estar... y se nota...

Todo se coloca...

Al final todo sale bien...

Y el final se va acercando...

El otro día me sorprendía (de nuevo) después de hablar con un par de personas pensando: las quiero para siempre en mi vida...

Será esto madurar?

Me temo que sí...

(No está tan mal como pudiera parecer, de verdad)

Y el algoritmo en envía este LEnlace

Está a todo, el algoritmo, oiga!